Picture of the author
Picture of the author

¿Tienes miedo de cambiar?

Emulando al Etrog.

    Rabbi YY Jacobson

    35 views
  • September 26, 2012
  • |
  • 10 Tishrei 5773
  • Comment

Class Summary:

¿Tienes miedo de cambiar? - Emulando al Etrog.

 El golfista ciego

 
Charlie Boswell due un gran atleta, encegueció durante la Segunda Guerra Mundial mientras rescataba a un amigo de un tanque que estaba incendiándose. Cuando volvió a su país luego de la Guerra, decidió ocuparse en un deporte que nunca antes había jugado: el Golf. Años de práctica y determinación, lo condujeron a ganar el Certámen Nacional de Golf para Ciegos no menos de trece veces. Uno de sus héroes fue el gran golfista Ben Hogan, así que realmente fue un honor para Charlie cuando ganó el Premio Ben Hogan en el año 1958.
Charlie estaba absolutamente maravillado cuando se reunió con Hogan, y le dijo al legendario golfista que su gran deseo era jugar un partido de golf con él.
Hogan, se sintió sumamente honrado, después de todo, él sabía qué gran jugador ciego era, y realmente admiraba su talento.
Pero de pronto, Boswell propuso un inesperado desafío: "¿Le gustaría jugar por dinero, Sr. Hogan?".
"Charlie", le respondió, "Ya sabes que no puedo jugar contra tí por dinero, ¡No sería justo!".
Boswell no se dejó convencer. "Vamos, ¡Juguemos por $1000 cada hoyo!".
"No puedo. ¿Qué pensará la gente de mi, aprovechándome de ti y de tu circunstacia?", le respondió el golfista.
"¿Eres cobarde Sr.Hogan?", lo desafió Boswell.
"Muy bien", le respondió frustrado Hogan, "Jugaré. Pero te advierto, ¡Voy a jugar lo mejor posible!"
"No espero nada menos", le dijo confidente Boswell.
"Te diré algo Charlie. Tú propones el lugar y la hora".
Boswell, seguro de si mismo, respondió: "Esta noche, a las diez".
 
 
La Cidra
 
"Tomen para Uds, el primer día (de Sukot)", instruye la Torá en el 23er capítulo de Levítico, "la magnífica fruta del árbol, la fronda de la palma datilera, hojas de mirto y ramas de sauce". Estos son las tan famosas "Cuatro especies", que son el Etrog (Cidra), Lulav (la fronda de palmera), Hadasim (hojas de mirto) y Aravot (ramas de sauce), con las cuales celebramos y agitamos durante la fiesta de Sucot.
La Torá, sin embargo, no especifica los nombres de las cuatro especies, sino que nos provee ilustraciones de las mismas. Por ejemplo, con el Etrog, la Torá establece: "Toma para tí la magnífica fruta del árbol", o como se dice en Hebreo, "Pri etz Hadar". Hay muchas frutas bellas y magníficas. ¿Por qué se eligió el cítrico?. En una brillante interpretación, el Talmud lee la frase "pri etz Hadar", como una referencia del Etrog, ya que la palabra hebrea "Hadar" ("Magnífica"), puede también leerse como Ha-dar, "aquello que mora (vive)", o sea, que la frase puede leerse como: "de la fruta que  vive en su árbol durante todo el año". 
Contrariamente a cualquier otra fruta, que caen luego de cierta estación, el Etrog continúa creciendo en su árbol durante todo el año, soportando cualquier cambio climático. El cítrico, es la única fruta en nuestro planeta que "vive en su árbol durante todo el año".
Esto es un hecho fascinanante: El Etrog puede mantenerse fresco y vivo en el árbol durante cinco años, y continuar creciendo en cada estación y en cada año, volviéndose más y más grande. Esto, coloca al Etrog en un lugar aparte de las otras frutas, que, o bien se pudren o caen del árbol luego de alguna estación.
 
 
Cambios climáticos
 
Hay aquí una importante pregunta. ¿Por qué la Torá se refiere al cítrico en este nombre, "la fruta la cual mora, (o vive)", en vez de decir su nombre directamente?
La respuesta es, que es esta misma cualidad del Etrog de crecer con cada cambio climático, la que la Torá elige para enseñarnos algo para nuestras vidas.
El año es un microcosmos de la vida humana. El florecimiento de la juventud, la productividad  de la madurez, el otoño de los años posteriores, y el frío del invierno, todos encuentran su expresión en las estaciones del año. Un año incluye días mundanos y días emocionantes; éxitos y desilusiones, bendiciones y desafíos, experiencias cálidas y apasionadas, así como también encuentros fríos y congelados. En resumen, un año incorpora el panorama completo de la experiencia y emoción humana.
Éste es el significado más profundo de la descripción del Etrog en la Torá. Nos enseña cómo una persona tiene que mirar al Etrog como si fuera un espejo. El Etrog es aquél que "vive en su árbol año tras año": uno que experimenta todos los cambios y fluctuaciones, cuya integridad, crecimiento y conexión con su fuente y núcleo no están comprometidos por ningún tipo de vacilación de la vida.
A mucha gente le va muy bien en ciertas "estaciones". Para algunos, cuando la vida es cálida, prosperan; para otros, cuando la vida está nublada y fría, funcionan bien. Los días oscuros hacen sacar lo mejor de ellos. 
Aún así, están "completamente vivos" solamente en una estación; pero cuando los sacas de su "zona de comfort", o cuando los remueves de su "hábitat natural", generalmente se separan de sus árboles, de su fuente de vida. Cuando las cataratas de la vida los transporta a nuevas e inesperadas situaciones, suelen perder su vitalidad, su veracidad y su coraje.
La Torá nos enseña que tenemos que ser como el Etrog: aprender a cómo aguantar las diversas estaciones de la vida. Y aún más, al igual que el Etrog, aprender a crecer y desarrollarnos en cada estación y cambio en nuestras vidas. Ya que en verdad, cada nueva experiencia, nos otorga la oportunidad de descubrir nuevos horizontes.
Este año, cuando sacudas al Etrog, intenta emularlo.
 
Traducido por Jana Segal
 

Please leave your comment below!

    Rabbi YY Jacobson
    • September 26, 2012
    • |
    • 10 Tishrei 5773
    • |
    • 35 views
    • Comment

    Class Summary:

    ¿Tienes miedo de cambiar? - Emulando al Etrog.

    Related Classes

    Please help us continue our work
    Sign up to receive latest content by Rabbi YY

    Join our WhatsApp Community

    Ways to get content by Rabbi YY Jacobson
    Connect now
    Picture of the authorPicture of the author