Picture of the author
Picture of the author

¿Hay paz en tu familia?

El éxito no es un sustituto de la armonía familiar

    Rabbi YY Jacobson

    40 views
  • September 3, 2012
  • |
  • 16 Elul 5772
  • Comment

Class Summary:

¿Hay paz en tu familia? - El éxito no es un sustituto de la armonía familiar

 Desastre

Una tarde un hombre volvió de su trabajo y encontró un caos total en su casa. Sus tres hijos estaban afuera en el jardín visitiendo sus pijamas,  jugando en el barro con cajas vacías de comida, la puerta del auto de su esposa estaba abierta al igual que la puerta de la casa.

Cuando entró a la casa se encontró con un lío aún mayor: Una lámpara había sido tirada y la alfombra estaba en la pared.  La televisión estaba prendida en un programa de dibujitos animados al máximo volumen, y en el Living habían tirados cantidad de juguetes y ropa.

En la cocina, la pileta estaba llena de platos y cubiertos, los restos del desayuno estaban desparramados por toda la cocina y un vaso de vidrio roto debajo de la mesa. 

Rápidamente se dirigió a las escaleras y pasando por encima de más juguetes y más ropa, fue a buscar a su señora.

Estaba preocupado;  tal vez estaba enferma o algo grave había sucedido. La encontró en la cama descansando, leyendo tranquilamente una novela. Ella lo miró sonriendo y le preguntó cómo había sido su día. Él, a su vez, la miró perplejo y le preguntó, "¿Qué sucedió aquí hoy?".

Ella volvió a sonreír y respondió: “¿Todos los días cuando vuelves del trabajo me preguntas qué hice?”.

“Si” fue su incrédula respuesta.

Ella respondió: “Bueno, hoy no lo hice”.

 

Íntegro

 

“Jacob arribó íntegro a la ciudad de Shjem”,  declara la Torá en la porción de esta semana, Vaishlaj.

Este es un sentimiento extraordinario; sentirse completo, pleno, íntegro, holístico. ¿Cuántos de nosotros pueden declararse así?.

¿Cómo sucedió esto?

 ¿Cuál fue el secreto de Jacob para llegar a esta condición en este momento?. 

Él estuvo casado varios años, tuvo muchos hijos, era una persona exitosa. Poseía muchas riquezas y lidió exitosamente con muchos adversarios.

¿Por qué justo en este momento la Torá le confiere el título, esta condición de “integridad”?.

De hecho, en ninguna otra parte de la Biblia se describe a una persona de tal manera.

Es una extraordinaria descripción para un ser humano.

Aparentemente algo grandioso sucedió en la vida de Jacob, que eso lo convirtió en “íntegro” precisamente en este momento de su vida.

 

La escena anterior

No podemos pasar por alto la yuxtaposición entre esta declaración de la Tora: “Jacob arribó íntegro” y la escena que lo precede en la Biblia. En la escena anterior, Esau finalmente hizo las paces con su hermano Jacob. Después de décadas de distanciamiento, hostilidad e ira, se reconciliaron.

Es un profundo desarrollo. Veintidós años después que Esau jurara asesinar a su hermano Jacob, “Los días del duelo por mi padre están cerca, entonces asesinaré a Jacob”, ahora, cuando están por encontrarse nuevamente, esperamos y nos imaginamos un encuentro complicado.

 Al enterarse Jacob que Esau se estaba acercando hacia él con una fuerza de cuatrocientos hombres, “Jacob estaba muy asustado y angustiado”. Preparó una elaborada defensa incluyendo una estrategia de guerra.

Cuando finalmente Esau aparece, algo muy diferente ocurre. La descripción de la Biblia sobre el encuentro es inolvidable:

“Esau corre hacia él, lo abraza, se echó sobre su cuello y lo besa. Y comenzaron a llorar”. No hay enojo, hostilidad ni amenaza de venganza. Por fin hay paz en la descendencia de Abraham. La próxima escena de la Torá declara: “Jacobo arribó íntegro”

El mensaje para nosotros parece muy claro. Usted puede  ser una persona maravillosa y exitosa, pero si no está en buenos términos con su propio hermano, no es íntegro. Si una familia se destruye por la desconfianza y el conflicto, ninguno de sus miembros será íntegro ni completo. Puede tener razón o no en sus argumentos, pero siempre y cuando el conflicto persista, continuará incompleto. No podemos ser íntegros ni arreglar el mundo si no tenemos el coraje y el valor de crear paz en nuestra propia familia. La familia es el núcleo de la civilización.

George Burns dijo una vez, en broma, que "Alegría" es tener una familia cálida, grande y bondadosa, en otra ciudad. A menudo es más fácil llevarse bien con el mundo entero que con la propia familia. Pero sólo a través de la armonía familiar podemos alcanzar integridad en nuestras vidas.

 

(Traducido por el Rabino Moty y Jana Segal)

Please leave your comment below!

    Rabbi YY Jacobson
    • September 3, 2012
    • |
    • 16 Elul 5772
    • |
    • 40 views
    • Comment

    Class Summary:

    ¿Hay paz en tu familia? - El éxito no es un sustituto de la armonía familiar
    Please help us continue our work
    Sign up to receive latest content by Rabbi YY

    Join our WhatsApp Community

    Join our WhatsApp Community

    Ways to get content by Rabbi YY Jacobson
    Connect now
    Picture of the authorPicture of the author